¿Fin del milagro chino?

Las cifras en China son mas que cifras. Implican ideas, supersticiones, y si me apuras, hasta estados de ánimo. Que China haya crecido un 7,4% en 2014 implica que no ha conseguido, tan solo por una décima porcentual, su objetivo de crecer un 7,5% en 2014. Esta cifra es el peor dato que obtiene el “milagro chino” en 24 años. Es decir, que en los últimos 24 años ha crecido a ritmos superiores al 7,4%. Los más pesimistas con el modelo chino están de enhorabuena. Están contentos porque China no ha conseguido su objetivo de crecer 7,5%. Yo alucino con este sector.

Milagro chino, a debate

Señores, está claro que China empieza a reajustar su crecimiento, pero de aquí a que se haya acabado el “milagro chino” hay mucha distancia. Para empezar, nunca ha existido ni existirá un milagro chino. Los milagros no existen, o en otras palabras, si estás esperando a que en tu vida se produzca un milagro, lo mejor es que te sientes en una silla no sea que te vayas a cansar de tanto esperar. China ha crecido y crecerá entre otros motivos por su fuerza exportadora. Es muy sencillo, si los que te compran no te compran porque no tienen dinero, entonces tu no vendes por muy barato que sean tus productos. Esto lo saben de sobra las autoridades chinas, y por eso llevan desde el inicio de la crisis financiera en 2008 incentivando el consumo interno en China. Pero lógicamente, este cambio estructural en el modelo económico no se hace en dos dias, ni en dos años. Bastante mérito tienen los chinos de crecer 7,4% en más de 24 años.

Los chinos no olvidan

Por lo tanto, por favor, no seamos alarmistas en nuestras crónicas sobre China. No vendamos la piel del animal antes de matarlo. Y algo me dice que al Dragón le quedan aun muchos años para seguir volando alto. Y que nadie se olvide que los chinos no olvidan (que se lo pregunten a los japoneses). Quien de la espalda a China en estos momentos, dará la espalada al país que será la primera potencia económica, y cultural, del mundo en no muchos años. A quien corresponda.