¿Nos ayudará la serpiente a salir de la crisis?

En 2013 se esperan muchas novedades en China. La primera llegará en marzo, cuando Hu Jintao ceda formalmente la presidencia del país al actual presidente del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping. Será también en ese momento cuando el cuestionado Wen Jiabao ceda su testimonio como Primer Ministro a Li Keqiang. El 18º Congreso del Partido Comunista Chino anunció los nombres de los siete hombres que tendrán en sus manos y decisiones el rumbo de 1.300 millones de ciudadanos chinos. ¿Hacia dónde se dirigirá China? En Global Asia Magazine nos hacemos esa pregunta y hemos buscado su respuesta de la mano de diferentes expertos que nos mostrarán bajo su óptica hacia dónde se dirige la que en 2016 será la primera potencia económica del mundo.


Marzo también será el mes en el que España y China celebrarán el 40º aniversario de sus relaciones diplomáticas. Para esa fecha está previsto que el presidente de España, Mariano Rajoy, acompañado de algunos ministros (Exteriores y quizás Industria y Economía) comiencen una gira por China con el objetivo de conmemorar dicho aniversario y, de paso, “vender” mejor la imagen de España en China.

Residencia por vivienda

Y hablando de vender, no vendría nada mal que finalmente el Gobierno español aprobara una reforma en la política de inmigración que permitiera a los chinos obtener el permiso de residencia por la compra de una vivienda en territorio español por un valor superior a cierto importe económico. Con esta medida no estaríamos apoyando la llegada masiva de inmigrantes a España, sino la llegada de inversión y la venta de un más que excedente stock de viviendas, que sigue siendo un lastre para el despegue de nuestra economía.

Utilizando el símil del horóscopo chino, seamos un poco “serpientes” y no tanto “dragones” cuando reflexionemos sobre esta medida. Se apruebe o no esta ley de permiso de residencia por compra de vivienda, lo que debemos hacer, antes de oponernos, es pensar muy bien los pros y los contras de la misma.

Este año se cierra el año del dragón, el horóscopo símbolo del poder, y dejamos paso al año de la serpiente, animal que se caracteriza por su inteligencia, intuición, sagacidad y poder de negociación. ¿Nos ayudará la serpiente a salir de la crisis?