Cine Japón

Crítica de “Dearest”

 

dearest-japanese-movie-poster

Año: 2012

País: Japón.

Director: Yasuo Furuhata.

Duración: 111 m.

Género: Drama.

Protagonistas: Ken Takakura, Takeshi Kitano, Tadanobu Asano, Kimiko Yo, Koichi Sato, Yuko Tanaka, Haruka Ayase.

Sinopsis:

Eiji (Ken Takakura) trabaja como oficial de prisiones en Hokuriko enseñando a los reclusos más jóvenes en un taller de carpintería. Su mujer muere a causa de una enfermedad terminal y él se ve obligado a cumplir la que es su última voluntad en forma de carta póstuma. En la misiva su esposa le solicita que sus cenizas sean depositadas en el mar, junto a su ciudad natal. Eiji, extrañado por una petición de la que nunca su mujer le había comentado nada, emprende un periplo conduciendo su autocaravana que le deparará más de una sorpresa.
Crítica: Si atendemos al elenco actoral que aparece en Dearest y vemos los nombres de Takeshi Kitano y Tadanobu Asano formando parte de él nos podemos hacer una idea equivocada del tipo de película que vamos a ver. Todos aquellos que piensen en Zatoichi o cualquier otra propuesta de acción quedarían decepcionados ante lo que es una película cuyas premisas son diametralmente opuestas a la ofrecida por la saga del samurai ciego (ambos estrellones del cine japonés y mundial tan sólo aparecen en pantalla en sendos cameos tan atípicos como sorprendentes, Beat Tskeshi como un profesor de filosofía que guarda un peculiar secreto, y Asano en el rol de un policía urbano). 基本 CMYKAquí la calma y la placidez de una historia sencilla y simple se convierten en un santo y seña delicioso, una pequeña joya a descubrir que nos puede servir como perfecto ejercicio zen ante los avatares estresantes en los que por desgracia nos movemos diariamente. Es difícil encontrar propuestas donde las miradas y los gestos tengan una importancia suprema, donde una canción nos pueda llegar a enternecer y donde los sentimientos se puedan expresar sin necesidad de tener que levantar la voz.

Todo ello elevado a la máxima expresión lo podemos hallar en este film cuyo título en inglés (Dearest, que se puede traducir como “querida”) no hace justicia al bello título japonés (Anata e, que se puede traducir como “a usted”), mucho más lleno de significado y sentido una vez vista. Los momentos de educación y respeto mutuo que apreciamos en los numerosos y jugosos flashbacks en los que se nos explica de manera pormenorizada la preciosa relación de la pareja protagonista alcanzan cotas de una delicadeza y belleza arrebatadoras. Es de recibo dar todo el mérito que se merecen a los dos actores que protagonizan el film.

Por un lado, Ken Takakura (a quien se le recordará por su maravillosa interpretación en Riding Alone for Thousand of Miles, de Zhang Yimou, estrenada en nuestras pantallas con el título de La Búsqueda), toda una eminencia e icono interpretativo en su país, una de las pocas estrellas con vida de la era dorada de los estudios, donde se le conoce con el sobrenombre del “Clint Eastwood japonés”, dotado de un rostro impenetrable y de una mirada tan profunda como insondable. dearest2A su lado, la ternura y afabilidad de Yuko Tanaka (vista recientemente en Haru´s Journey, de Sion Sono). No deja de ser paradójico, sin embargo, el hecho de que aunque sus actuaciones son excelentes han sido dos actores secundarios los que hayan acumulado premios y parabienes por su trabajo en este film. Nos referimos al veteranísimo Hideji Otaki (Izo, Casshern) y a Kimiko Yo (For Love´s Sake, A Tale of Samurai Cooking).

Ambos fueron reconocidos con sendos galardones en la 36º Edición del Japan Academy Prize. Es bien sabido que la cultura japonesa se caracteriza por la vergüenza, y el respeto hacia los demás (la conocida como “haji no bunka” o “cultura de la vergüenza”). Para un espectador occidental que esté cansado del incivismo y las malas maneras que están a la orden del día esta película pueden servir de oasis momentáneo en el que imaginarse un mundo donde se tiene un respeto total hacia la figura de los mayores y en general hacia el prójimo. Todas las conversaciones comienzan con una reverencia y finalizan con un gracias sincero. ¡Cuánto tenemos que aprender!. No nos salgamos de los méritos fílmicos de este recomendable trabajo que viene firmado por el cineasta Yasuo Furuhata, un veterano realizador poco conocido fuera de su país dado que se prodiga poco en Festivales de Cine, y quien ya tiene sin embargo en la nevera un próximo proyecto a la espera de ser estrenado (llegará a las pantallas niponas el 10 de agosto), A boy Called H (Shonen H, 2013), un drama de tintes humanos que acaece en tiempos de la segunda guerra mundial.dearest 3

En definitiva, recomendada para todos aquellos amantes de las atmósferas tranquilas y sosegadas (las vistas al mar de los pueblos rurales de la costa japonesa que aparecen en pantalla son impagables), y que además gusten de la presencia de personajes de carne y hueso poseedores de un gran corazón.

Lo mejor: La interpretación tan soberbia como contenida de su protagonista; un alarde de templanza crepuscular.

Lo peor: Se trata de una propuesta tan minimalista que puede que no agrade a todo el mundo.

 

Más información:

http://www.imdb.com/title/tt2034618/

Cine Asiático en la 65º Edición del Festival de Cine de Cannes


La cosecha asiática en esta nueva edición del Festival de Cine de Cannes (y van 65) que se celebrará del 16 al 27 de este mes de mayo no se puede decir que sea descomunal, pero si vamos rascando en las numerosas secciones que integran el Certamen iremos hallando algunas pequeñas joyas a descubrir que no deberían pasar inadvertidas a los ojos de aquellos suertudos que tenga la oportunidad de acudir y disfrutar de esta verdadera fiesta del cine.

El único país asiático que tendrá representación en la sección oficial a concurso será Corea del Sur, quien participa en la competición a través de dos directores contrastados: Hong Sang-Soo, que presenta In Another Country (Dareun Narayeseo, 2012) e Im Sang-soo, que hace lo propio con The Taste of Money (Donui Mat, 2012). En el caso del primero, estamos hablando de uno de los realizadores más queridos y mimados del Festival. Ésta será la octava ocasión en la que Hong se dejará ver por la localidad costera con una película bajo el brazo, habiendo conseguido ya el reconocimiento máximo cuando se alzó con el Premio de la sección Un Certain Regard en 2010 con Hahaha. Ahora nos presenta un film que, de entrada, ya tiene el atractivo añadido de que está protagonizado por la actriz francesa Isabelle Huppert, quien parece haberle cogido el gustillo a trabajar con cineastas orientales, ya que tiene aún pendiente de estreno Captive, donde se puso a las órdenes del realizador filipino Brillante Mendoza. Cuando la veterana intérprete acudió a Corea para presentar uno de sus últimos films, concretamente Copacabana, no reparó en dejarse querer cuando afimó que le encantaría trabajar con directores como Lee Chang-Dong, Park Chan-wook, Bong Joon-ho o Hong Sang-soo. Leer más…

 Ir al principio