España dobla sus exportaciones a Corea del Sur

La lectura de la balanza comercial entre España y Corea del Sur ha mostrado datos muy llamativos en 2014. A continuación pueden observar los datos recogidos por el Instituto de Comercio Exterior de España (ICEX), organismo público dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad:

Comercio Corea del Sur y España
Si contemplamos los datos mensuales, hallaremos fuertes oscilaciones causadas por numerosas variables. Pero es más relevante focalizarnos en los datos anuales y observar los volúmenes de exportación e importación de un país al otro, y por ende, el déficit o superávit comercial así como la correspondiente tasa de cobertura, indicadores todos ellos para comprender la realidad de las compraventas bilaterales entre la República de Corea y el Reino de España, al menos las cuantitativas. De lo cualitativo (tipo de productos que se exportan e importan) hablaremos otro día.

En 2014 España exportó a Corea del Sur bienes por un valor que roza los 2.000 millones de euros. En 2013, sin embargo, la cantidad fue mucho menor: no llegó a los 1.100 millones de euros, con lo cual el año pasado se logró prácticamente doblar la salida de mercancías de España a Corea del Sur.

Corea del Sur, por su parte, vendió a España productos cuyo coste ascendió a 1.660 millones de euros en 2014. En 2013 tal concepto supuso 1.600 millones de euros, sólo un poco menos, con lo que la exportación surcoreana a España se estancó en 2014.

El saldo comercial de 2014 fue positivo para España, se produjo un superávit con Corea del Sur de más de 300 millones de euros. Sin embargo, en 2013 la situación fue la inversa: se originó un déficit de 500 millones de euros en contra de España. En este sentido, la tasa de cobertura, medida desde el parámetro español, fue del 119 por ciento en 2014 y del 67 por ciento en 2013.

Este espectacular incremento de las exportaciones españolas a Corea del Sur (casi un cien por ciento más) se produce en un contexto muy favorable para la internacionalización española, que ha visto mejorar en volumen y diversificación sus ventas al extranjero en un contexto de severa crisis económica. Y este aumento, en el caso de Corea del Sur, es muy superior al de otros países de similar tamaño, si bien hay que destacar que el volumen del que se partía era muy poco relevante. Y es que la relación entre ambas naciones, aunque en claro crecimiento, todavía supone todavía un ínfimo porcentaje de sus respectivos comercios internacionales.

Al menos podemos observar que tal relevante dato indica, incontestablemente, que el interés de Corea del Sur por los productos españoles está aumentando exponencialmente. Sin duda, las cosas se están haciendo bien, así que desde estas líneas felicitamos a las empresas españolas que inician su exportación o incrementan su cuota de mercado en Corea del Sur, un destino atractivo, seguro y con grandes oportunidades, como siempre nos ocupamos de recordar.